¿Qué es una caja fuerte de caudales?

¿Qué es una caja fuerte de caudales?

¿Te ha gustado este post?

Ya hemos hablado anteriormente sobre el origen egipcio que posee el concepto caja fuerte de seguridad que conocemos hoy en día. Es muy probable haber escuchado otro término muy parecido para designar a una unidad o recipiente destinado a almacenar elementos de valor, como lo es una caja fuerte de caudales. Es habitual confundir estos dos conceptos, ya que poseen una función similar, pero en este caso, poseen varias diferencias notables. Incluso a simple vista, por norma general, se podrá ver la diferencia, ya que ambas cajas fuertes, aun con el mismo objetivo, la fabricación y el diseño necesario para cumplirlo, no suelen converger.

Para entender qué es una caja fuerte de caudales, desde Anloar, como expertos en sistemas de seguridad físicos, vamos a explicar los conceptos clave y en qué se diferencia de una caja fuerte de seguridad.

¿En qué consiste?

Las cajas fuertes de caudales se caracterizan principalmente por ser recipientes de metal o plástico destinados a salvaguardar cualquier pequeño objeto de valor. Por su función, estas cajas habitualmente poseen un tamaño reducido e incorporan un sistema de cierre mediante llave multipunto o una cerradura de combinación mecánica.

En ocasiones, suelen usarse como cajas de cobro que almacenan el dinero de pequeños establecimientos, oficinas o domicilios. De esta manera aprovechan el su tamaño para transportar el dinero de un lugar a otro sin complicación alguna, cumpliendo la función propia también de un maletín.

¿En qué se diferencia de una caja fuerte de seguridad?

La fundamental y única diferencia que existe entre un tipo de caja fuerte y otra es el nivel de seguridad. Una caja fuerte de seguridad ofrece una protección considerablemente más alta que una de caudales. Esto sucede por una razón muy simple: el diseño. Las cajas fuertes de seguridad, como las que tenemos en venta dentro de nuestra web, están destinadas no solo a guardar elementos de valor armas o impedir el paso del fuego, sino que la principal función es proteger aquello que custodian.

Al partir de esta premisa, una caja fuerte de seguridad se diseña con distintos elementos que aportan un valor añadido en seguridad:

  • Cuerpo. Un cuerpo más robusto implica más peso y, en consecuencia, más difícil de atravesar o forzar. Como por norma general, una caja fuerte no está destinada para el transporte, un cuerpo más pesado convierte en problemático una extracción en caso de ataque, llegando las pequeñas cajas a los 70-80 kg. Aun así, para los casos de precisar transporte manteniendo un nivel de seguridad adecuado, en Anloar contamos con la Serie Cashbox, con un diseño pensado en el traslado de efectivo de un lugar a otro de forma segura.
  • Cerradura. Las cerraduras de las cajas de seguridad, a diferencia de las otras, cuentan con sofisticados mecanismos destinados a impedir su apertura. Una llave de gorjas es más segura que una llave convencional y, en consecuencia, más difícil de forzar. Además, se podrán instalar dos sistemas de cierre, donde sea necesario el uso de ambos para la apertura.
  • Bulones. Junto a una cerradura mejor preparada, fijar el cierre mediante bulones es más seguro que los mecanismos convencionales de una cerradura común. Si bien añade peso a la caja, dada la estructura necesaria para incorporar bulones, los elementos a guardar en su interior estarán más protegidos con este sistema.

Conclusión

Existen grandes diferencias para ambos tipos de cajas fuertes y dependiendo del uso deseado, es recomendable comprar uno u otro. Si una persona desea guardar dinero u objetos de valor en un recipiente cerrado con facilidad de transportarlo, una caja de caudales es la elección más conveniente. En cambio, si necesita asegurar la protección de sus objetos de valor o dinero en efectivo, una caja fuerte de seguridad será la mejor elección. Consulte nuestro outlet para no perderse los mejores descuentos

No Hay Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

0