Cuatro formas de esconder una caja fuerte

esconder una caja fuerte

Cuatro formas de esconder una caja fuerte

[Total:3    Promedio:4.3/5]
Las personas suelen emplear las cajas de seguridad para guardar joyas, reliquias de familia, documentos esenciales y dinero en efectivo. En las películas, vemos que la gente oculta las cajas fuertes tras los cuadros o bien estanterías en sus casas. Aunque, ¿no te parece que esta clase de escondites son demasiado evidentes? Hay múltiples formas creativas para esconder una caja fuerte y asegurarse así de que a los criminales les resulte bastante difícil poder encontrar tus objetos de valor en caso de hurto. ¿Quieres conocerlas?

Dónde esconder una caja fuerte

Desde Anloar, Sistemas de Seguridad vamos a destacar concretamente cuatro escondites ideales para ocultar una caja fuerte en casa. Presta atención.

Dormitorio infantil

Los criminales no suelen pensar en el dormitorio infantil como guarida de los objetos de valor. Una habitación infantil tiene juguetes y ropa, casi nunca objetos de valor. De ahí que que la habitación de un pequeño sea buen sitio para ocultar una caja fuerte. Los delincuentes no suelen mirar allí, con lo que si guardas tu caja fuerte en el dormitorio de tu hijo, el pequeño no estaría en riesgo y tus objetos de valor estarían bien ocultos.

Techo de la vivienda

En el momento en que un delincuente entra en tu casa, está poco familiarizado con el diseño. Él va a ir a un dormitorio o bien a la oficina de casa, que es donde suele haber objetos de valor, sin  mirar al techo. Escoge un falso techo con paneles desmontables y monta la caja de seguridad sobre un panel, fijado al bastidor del techo. Las cajas fuertes pequeñas se esconden de forma fácil de este modo.

Falso fondo de un armario

Los ladrones no pueden dedicar tiempo al estudio de los armario. Por lo que no es mala idea instalar una caja fuerte tras la pared en el falso fondo de un armario.  Si tienes una caja fuerte grande, entonces haz que toda la parte posterior del guardarropa sea un panel extraíble o bien  una puerta que se pueda abrir para esconder allí tu caja fuerte.

Tras los electrodomésticos de la cocina

Un ladrón desea entrar y salir tan pronto como resulte posible. No desea pasar el tiempo moviendo grandes electrodomésticos de cocina para hallar la caja fuerte en casa, con lo que esconder una caja fuerte tras una lavadora puede ser una gran idea. Puedes incrustar la caja fuerte en la pared de la cocina y después cubrir la abertura con una pieza desmontable de recubrimiento de madera. Una pieza que quedará oculta tras la lavadora o cualquier otro electrodoméstico.

En Anloar, Sistemas de Seguridad disponemos de un amplio catálogo de cajas fuertes pequeñas que podrás guardar en estos escondites que te proponemos. Ponte en contacto con nosotros sin compromiso para conocerlas.

Se el primero en comentar

Publica un comentario